Kadiri Vaquer Fernández / Luz precisa para hacer poesía

En Demasiada luz para hacer poesía de Paula Cucurella la escritura es a veces una lupa, una brújula o una vara de pescar, otras veces es una casa o un chaleco salvavidas. El yo poético rescata imágenes que por momentos son un rostro que se asoma entre líneas, un breve gesto de ternura, frases sueltas de conversaciones que se re-ensayan sobre la página y cuerpos que transitan a ambos lados de la frontera. Eso sí, las fronteras son múltiples, pues no solo remiten a un surco frágil entre dos países, también está la frontera del desarraigo, del lenguaje, del poema mismo y sus límites. El hambre y la putrefacción son evidencia de que el tiempo pasa, de que ese tiempo se inscribe en la materialidad y de que detrás de la escritura incesante hay un cuerpo que se refugia y se inventa una y otra vez en la palabra: “en ese exilio impalpable / sentí envidia de una vida y escribí” (33), “eso fue escribir / inventarle un nombre a lo que no existía” (32). Aunque los poemas parecen sugerir que todo es aproximación, que el destino final no existe, o al menos es irrelevante, el yo poético procura descubrir y ordenar una multiplicidad de paisajes y experiencias a través de la mirada y la escritura. Ese orden no es evidente, pues los poemas varían en forma y contenido, pero lo que sí parece recorrer el texto es el gesto de sublimar las pérdidas en el poema—aunque luego a estas pérdidas las sustituyan otras. En Demasiada luz para hacer poesía, la mirada es un faro que ilumina y poetiza instantes cotidianos, tránsitos, migraciones y afectos.

Imagen: Felipe Cooper. Interior de Demasiada luz para hacer poesía.

Kadiri J. Vaquer Fernández (Puerto Rico) Poeta, traductora y profesora de literatura, de estudios de género y de escritura creativa. Después de completar un bachillerato en Estudios Interdisciplinarios en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, Kadiri completó un MFA en Escritura Creativa en español en la Universidad de Nueva York y un doctorado en español y portugués en la Universidad de Vanderbilt donde escribió una tesis sobre la provocación y la producción cultural puertorriqueña. Ha publicado dos poemarios, Andamiaje (Ediciones Callejón, 2012) y Ritos de pasaje (La Secta de los Perros, 2019).